Martes, 11 de junio

 

Conviértenos Señor


Así empezó Jesús su predicación: “Convertíos”, es decir, cambiad de camino, sed de otra manera. Y cada uno protesta en su interior porque nadie quiere cambiar su forma de ser.

Todo el que se acerca a Jesús tiene que tener disposición a cambiar, porque sus caminos no son nuestros caminos.


Señor, aunque oponemos resistencias a tu voz, ven en  ayuda de nuestra debilidad y robustece nuestros pasos para que con tu fuerza  tomemos el camino de la conversión.