Martes, día 21 de junio de 2022

 


Iniciamos nuestra reflexión en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

En dos días, el curso habrá terminado. Con todo lo que esto supone. Terminar un curso implica, obligatoriamente, un proceso de revisión, evaluación y calificación. Las calificaciones te las darán tus profesores en unos días. Pero el proceso de revisión y evaluación es una tarea que tú misma, tú mismo, debes realizar. 

Piensa:

¿Crees que has dado lo mejor de ti este año en el colegio? 

¿Serán tus notas las consecuencias de tu trabajo? 

¿Verías justo que alguien que no se ha esforzado ni ha trabajado, terminase aprobando? 

¿Es el esfuerzo un valor importante en tu vida y un valor importante en el colegio Madre del Divino Pastor? 

_____________________


Ante la posibilidad del suspenso, o incluso de la repetición de un curso, hay dos versiones enfrentadas. Lo vas a comprobar en los siguientes vídeos. 


Los que piensan que suspender y repetir sirve de poco... 

“Repetir curso, ni se mejora ni se aprende más” Vídeo del periódico El País (visualizar hasta el minuto 3:00) 



Y los que piensan que un suspenso es una muestra de respeto hacia el alumno, donde los profesores le dicen con cariño y exigencia que aún no está preparado, que la realidad que se va a encontrar fuera del colegio no siempre es de color de rosa y que tiene que esforzarse un poco más. 

“Se puede suspender alguna vez” Vídeo de José María Rodríguez Olaizola (visualizar hasta el min 3:05) 




Reflexionemos sobre la frase “El fracaso forma parte de la vida”. Compartamos en clase nuestras opiniones. 

Oración final

Señor Jesús, tú que terminaste en la cruz, 

signo del mayor de los fracasos, 

danos fuerza para entender que la felicidad en la vida 

no está reñida con el esfuerzo, la superación y los momentos de dolor. 

Abre nuestros ojos al misterio de la resurrección, 

donde la vida, el cariño y el amor vencen 

a nuestros momentos más duros de sufrimiento y soledad. 

Amén.






Comentaris