Jueves, día 16 de diciembre

 Todos somos casa que acoge 

 “Aprende con las palabras” 

En el nombre del Padre… 

1. Escucho: 

Las migraciones: un nosotros roto y fracturado En su carta encíclica Fratelli tutti, Francisco presenta la situación de los migrantes que salen de sus países buscando una vida mejor para sí y sus familias y muchas veces encuentran marginación y estigmatización en los países que los reciben (cf. FT 37-41).

Las personas migrantes no son consideradas suficientemente dignas para participar en la vida social como cualquier otro, se olvida que tienen la misma dignidad intrínseca de cualquier persona y se les exige ser protagonistas de su propio rescate. Las migraciones contemporáneas expresan muchas veces un nosotros roto y fracturado, porque están afectadas por una “pérdida de ese ‘sentido de la responsabilidad fraterna’, sobre el que se basa toda sociedad civil” (FT 40).

Con frecuencia se trata de evitar a toda costa la llegada de personas migrantes, tanto desde algunos regímenes políticos populistas como desde planteamientos económicos liberales (cf. FT 37. Cuando se recibe a quienes migran, no se dice que no son humanos, pero en la práctica, con las decisiones y el modo de tratarlos, se expresa que son considerados menos valiosos e importantes, menos humanos (cf. FT 39).


2. Reflexiono y comparto: 


3. Rezamos juntos:

Pregoneros y profetas 

Cuando pase el mensajero que no me encuentre dormido, 

afanado en otras metas, indiferente a su voz. 

Que no sea su relato semilla que el viento barre o luz que a nadie ilumina. 

Cuando pase el mensajero que no le vuelva la cara 

para esquivar su propuesta. 

Se presentará en un libro, en un verso, o será estrofa de un canto que me envuelva. 

Vendrá, tal vez, en un amigo, en un hombre roto, o en el pan partido. 

Le abriré la casa, pondré en juego el corazón 

y escucharé, con avidez, sus palabras. 

Y entonces me cambiará la vida.




Comentaris